Critica de 'Guerra Mundial Z' (World War Z), Brad Pitt también puede intentar salvar al mundo

¿Y si el mundo volviese a estar en peligro? ¿Y si no tuviéramos superhéores para salvarnos de nuestra propia extinción? Entonces seguramente pensariamos en John McClaine o Serpiente Plissken, pero a partir de ahora podremos gritarle al mundo que Gerry Lane tambien puede ser un digno heroe al que llamar cuando el mundo se venga a pique. Esa es una de las premisas que nos da 'Guerra Mundial Z' (World War Z), film que sin ningún complejo auguraba ser uno de los ploff del verano junto a 'El llanero solitario', pero tal y como un ave fénix, la película ha resurgido de sus propias cenizas y lo ha hecho a lo grande y sin ningún tipo de complejo.

Los problemas en el rodaje lastraron toda probabilidad de que película y espectador llegaran a tener cualquier conexión posible, y lo que en un principio se preveía imposible, ha acabado dándose la vuelta y 'Guerra Mundial Z' (World War Z) podría ser proclamada como la verdadera sorpresa de este 2013 después de sus excesos en el presupuesto, las escenas que se volvieron a rodar y la contratación de un nuevo guionista para arreglar un caos que solo llegaba a la hora de metraje servible y un largo etc. de desgracias que poco a poco fueron saliendo de hombres como Damon Lindelof, ese guionista contratado para arreglar el pitote argumental que se había montado. Lindelof (conocido por ser uno de los creadores de la serie 'Perdidos' y responsable de los textos de 'Prometheus') intentó añadir mejoras a una historia que en su totalidad ha quedado bastante bien cuadrada.

Muchos os preguntareis: Si ha habido tanto cambio, ¿se acaba notando en el metraje final? Y la respuesta podría ser que 'no'. El film se resume en tres partes: la primera seria la de un hombre desesperado por salvaguardar la vida de toda su familia, la segunda la de un hombre que intenta encontrar cómo se inició la epidemia zombi, y por último nos vamos a la etapa más dramática del film cuando su director Marc Foster y Brad Pitt plantean al espectador qué seria capaz de hacer un hombre por la vida de toda su familia. Sí, es cierto que esas tres partes se compaginan muy bien, pero también es cierto que el tono va cambiando según el personaje de Pitt adquiere una heroicidad que hasta ahora nunca había sido vista en el actor, y lo cierto es que salvar al mundo le sienta muy bien incluso efectuando alguna histrionidad como tomarse una Pepsi en mitad de un ataque zombi. En definitiva, muy grande. Como también lo es que no pequen de mostrar personajes forzosos simplemente por que el film cuente con algunos actores reconocidos, ese es el ejemplo de James Badge Dale y David Morse, que dan un toque muy acertado en su participación pero de forma muy escasa. Aunque si de lo que hablamos es de escasez nos vamos a Matthew Fox, actor que sí se ha visto muy perjudicado con las variaciones del metraje, ya que no dice ni una sola palabra y a penas se le ve segundos en el film, lo que hacia indicar que su mayor importancia se encontraba en la segunda parte del metraje que fue totalmente borrada para darle un aire más fresco y beneficioso a la película.

A destacar podría dejar que a pesar de ser un hit del verano 'Guerra Mundial Z' no es para nada un blockbuster al uso, sino que peca muchas veces de esa humildad a la hora de 'no vamos a mostrar una megaproducción, si no que ... venga vamos a montar una buena historia sin escenarios mega grandes y zombis a cascoporro porque sí', sino que se centra más en la tarea de Pitt y las personas que luchan contra esta amenaza. A exceptuar en algunas escena suelta.

Por tanto se pueden obtener varias conclusiones, pero la nuestra es que Hollywood aun puede sorprender y que es mejor rendirse a tiempo y decir que se retrasa un proyecto por falta de material a estrenarlo sabiendo que el producto es muy malo y Guerra Mundial Z se salva por eso, porque ha sabido rectificar a tiempo sin ningún pudor.

Valoración; 7,5 / 10

Síguenos en Twitter: @Tituloriginal o en Facebook

Popular Posts