10 December, 2013

Hacienda se llena los bolsillos mientras el cine español está en quiebra

Normalmente cuando uno se dispone a ver las noticias es para cortarse las venas. Si bien todos los días tenemos a las televisiones mostrando en sus noticieros a gente matándose, personas llorando en la calle mientras los desahucian, la disputa estúpida de quien se llevará el balón de oro (como si eso nos diera de comer) y por último las constantes noticias de que si un político la tiene más grande o el otro más, que si uno roba más o el otro menos. Y para colmo nos enteramos que el libro más vendido de nuestro país es el de Belén Esteban, la mayor analfabeta que ha dado este país en años... a todo esto, nos seguimos quejando de que España  sigue dando tumbo ante su destrucción. Pues amigos, demasiado bien estamos con todo lo que nos merecemos porque muchas de estas cosas es culpa nuestra.

Por otro lado viene la noticia de la mayor sangría que se ha producido al sector cinematográfico de este año. Y es que ante los nuevos datos podemos decir que estamos realmente jodidos. Cines cerrados, distribuidoras en quiebra y productoras que se separan para poder subsistir, ese es el pan nuestro de cada día. Los implicados en este sector nos dejamos el alma para que nuestros cines sobrevivas al igual que todos los sectores que se nutren de el, en un tiempo en el que todo ese esfuerzo se lo acaban llevando los arriba (ya sean de la derecha, centro u izquierda) para gastarse ese esfuerzo en sus chales de mil metros cuadrados y sus prostis de lujo rubias con pechotes grandotes. Así de cruda es la vida y así son los datos.

Según hemos podido observar en la web Sensacine, los datos del cine español de este año ha obtenido el peor registro de su historia en 20 años, llegando a la friolera de los 500 millones de euros recaudados frente a los 614 del año anterior. Una cifra escalofriante que no hace otra cosa que demostrar que nuestro cine está en declive y que nadie hace nada al respecto.

En ese mismo artículo podemos ver algo que de verdad cabrea y es que mientras el cine recibe sus peores datos de recaudación, hacienda bate su record de mayor embolsamiento, lo que resulta deleznable y rastrero, y esto se debe al incremento del IVA que como todos sabemos a subido del 7% al 21% mientras que otros actos culturales como el futbol o los toros se ha mantenido en un 10%. Repito, lamentable.

Visto esto dan ganas de abandonar un país como este, un país en el que según los datos registrados es uno de los más fraudulentos del mundo y a su vez de los mas corruptos. Tan solo hay que ver que un tal Messi estafa a hacienda y los palmeros del futbol se dignan a acudir a su audiencia para aplaudirle, mientras que a un parado ni se le tiende la mano... Ya lo decíamos, España es el país de la pandereta y no hace falta ser de un partido o de otro para saber que los que están arriba nunca han pensado mas allá de sus bolsillos o el de sus amigos. Pero desde aquí les decimos una cosa, y es que mientras nos quede un último aliento jamás dejaremos que nos quiten la magia del cine, todo un sentimiento para muchos de nosotros aunque algunos no se lo crean.

Pongamos cara al culpable de esta situación


Síguenos en Twitter: @Tituloriginal o en Facebook