Crítica de 'Una noche en el viejo México'. Cine español de calidad

Las pretensiones entre una película dirigida por Emilio Aragón que nos sitúan a un viejo y arruinado vaquero que decide tirar todo por la borda para irse una noche a México, puede ser del todo descabellado e incluso rarete. Pero he de decir que esas pretensiones se van al garete en cuanto a escena aparece un tal Robert Duvall, la gran sensación de 'Una noche en el viejo México' (A Night in Old Mexico) que al instante se come la cámara sin apenas pentañear y para más inri vemos como entre el personaje de Duvall y el de un joven Jeremy Irvine (War Horse) conectan a las mil maravillas conectando una buena química entre ambos generalizando basicamente el cambio de generaciones, que a fin de cuentas es lo que quiere tratar el film.

La historia al final acaba siendo muy simple, un hombre arruinado vende su casa y debe irse a vivir a unas "latas con ruedas" (tal y como dice nuestro protagonista), entonces armado de valentía y la compañía de su nieto, decide huir de esa situación e ir se al lugar donde más feliz ha sido... México, donde allí ambos vivirán una aventura jamás imaginada. Pero si me permitís esta historia es lo de menos, pues la relación personal entre ambos y las conversaciones morales son el eje principal de esta película dirigida por Emilio Aragón.

El director ni corto ni perezoso se atreve a dirigir una historia símilmente centrada en lo que hace unos años nos presentaron los Hermanos Coen en 'No es país para viejos' (No Country for Old Men). Lo que viene siendo... unos pobres se encuentran casualmente dinero y estos son perseguidos por una especie de sicario sacado de la mano de dios... Y claro, aquí llega el otro plato fuerte de la película, y es ver al todopoderoso Luis Tosar desempeñando ese papel de sicario, que por cierto lo borda.

Llegados a este punto tenemos el kit de la cuestión, un abuelo y su nieto disfrutando de las maravillas del viejo México mientras un asesino les persigue sin que estos lo sepan, hasta que se encuentran con una grata sorpresa, una hermosa chica llamada Patty Wafers (encarnada por Angie Cepeda), otro aliciente interesante que se unirá al dueto protagonista, que pondrá de manifiesto la importancia de los valores y la unión familiar más que nunca.

Lo mejor de la película es que pasada una hora y entrando en la trama principal nos damos cuenta de que nada es lo que parece, de que en realidad el dinero no es lo importante, de que la salud tampoco lo es... ¿entonces, que importa realmente? El honor, el honor y el amor por la vida en general y de la gente que tenemos a nuestro al rededor, ese creo que puede ser el eje principal de esta trama.

Está claro que la película no nos enseña nada nuevo y que la pólvora ya estaba inventada, pero sigue siendo particularmente interesante como Aragón lleva a estos personajes a sumergirse en esta situación, y lo dice una persona que está cansada de este tipo de películas familiares y dramáticas, pero que con 'Una noche en el viejo México' ha caído en sus garras de lo dramático y fácil de llegar al sentimiento del espectador.

 'Una noche en el viejo México' llegará a los cines este mismo viernes, y lo que realmente me disgusta es que pocos vayan a darse cuenta de su presencia en la cartelera a pesar de ser una película muy recomendable para el espectador. Aun con esas incitamos al espectador de que vaya a verla al cine, pues pasará casi dos horas totalmente bien aprovechadas. Sobre todo si lo que quiere es salir del cine con un buen sabor de boca.

'Una noche en el viejo México' llega a las carteleras el 9 de Mayo.

Calificación: 7´5/10.

Crítica de Sir Chaplin.

PD: Mil gracias a Estudios Hackenbush por dejarnos asistir a su pase de prensa.


Síguenos en Twitter: @Tituloriginal o en Facebook

Popular Posts