11 November, 2013

Crítica de ¿Quién mató a Bambi? El cine español en estado de gracia

Un novio en apuros, un amigo jiñao, un secuestrador trillado, un padre descontento con la vida, un bizco psicópata y un abogado farlopero componen esta surrealista comedia al más puro estilo Guy Ritchie en sus tiempos de 'Lock & Stock'. A simple vista la premisa es la típica de una comedia española: chistes fáciles y un argumento grotesco imposible de entender. Pero de eso nada, "fuera los prejuicios y disfrutemos del espectáculo" parecía decir su director Santi Amodeo (Astronautas).

He de decir que la hora y media de metraje pasó rapidamente a pesar de algún letargo que pasaba sin darle demasiada importancia, a fin de cuentas seguíamos disfrutando una y otra vez de las cagadas de sus protagonistas: Quim Gutiérrez (La gran familia española), Julián Villagrán (Extraterrestre) y un trastocado Ernerto Alterio (que nos recordó a su personaje en 'Días de fútbol') a los cuales parecía no llegar el fin de su mala suerte en situaciones que a cada paso parecían superarse; era un ... - no pueden caer mas bajo -, pero sí, aun podían y lo que acontecía no les iba a gustar: una situación en la que por momentos llegaba a desaparecer la carcajada y daba comienzo esa pena por las desgracias de sus personajes. Pero tranquilos que la película tampoco pretende meternos esa tristeza que puede estropear una trama, sino todo lo contrario, se mantiene gamberra hasta el fin.

Del reparto podemos decir que estamos ante un brillante elenco de actores comandados por los tres mencionados y seguidos por un pletórico Joaquín Núñez (Grupo 7), Claro Lago (Tengo ganas de ti), Úrsula Corberó (Xp3D), Enrico Vecchi (Astronautas), José Ángel Egido (Los lunes al sol) y Manolo Solo (Celda 211) que hace pocas apariciones, pero cuando las hace es a lo grande. Otra mención aparte es la aparición sorpresa de Carmina Barrios (Carmina o reviente) en una interminable escena telefónica (muy cachondilla), y el cameo futbolero de Andres Iniesta, que sobrar sobra, pero que ya que esta ahí no es tan malo. Total, su director Santi Amodeo ya se encarga de que cada pieza cuaje perfectamente para asegurarnos una historia tan entretenida que hasta el hecho de ver a Iniesta ser pateado resulta gracioso.

Por tanto si tenemos que sacar una conclusión, es la siguiente: ¿Quién mató a Bambi? es una desternillante comedia apta para todo el público.

Ahora para vuestro deleite os dejamos con algunos clip´s que resumen perfectamente la película.






Calificación; 7,5/10

Síguenos en Twitter: @Tituloriginal o en Facebook