Crítica de 'Fast And Furious 7'. Hasta luego Paul

4:48 am del 1 de Diciembre de 2013, aquel día y a esa misma hora a nuestro equipo de Tituloriginal y allegados nos dio un vuelco al corazón cuando en el portal 20 minutos nos enteramos que a los 40 años de edad y mientras asistía a una carrera benéfica, Paul Walker junto a otro amigo murieron calcinados tras estrellar su coche contra un árbol en la ciudad de Santa Clarita, California. A partir de ahí todo cambio, la maquinar se paró y el destino de 'Fast and Furious' dio un vuelco.

Días pasaron cuando compañeros como Tyrese Gibson o Vin Diesel acudieron al lugar del accidente para rezar por la gran pérdida de su amigo, entonces nos dimos cuenta de que ya no se trataría de una película más. Esta vez, la gran familia que durante toda la saga Dominic Toretto se ha empeñado en proteger también salía de la gran pantalla y se llevaba a uno de sus estandartes, Paul Walker, quien no solo era el hermano en pantalla de Toretto, sino también de Vin Diesel quien durante este año y medio se ha encargado de expresar su añoranza. Y esta se ha demostrado en la película.

Como decimos año y medio a pasado y por fin estamos aquí, a unos instantes de que Universal Pictures España nos muestre en su pase de prensa en Barcelona, la película que todos esperábamos, pero no solo por ver una entrega más de su extensa saga, sino también por comprobar como James Wan y Universal habían salido airosos de una gran papeleta como es perder a un compañero en mitad de su producción y de cómo esta además le podría dar un cierre adecuado a uno de sus personajes franquicia. Y no lo han hecho nada mal. Ahí vamos.

Arrancan los motores y los pistones comienzan a dar energía a la película con una primera escena de Jason Statham hablando con su hermano Owen Shaw (Luke Evans) para luego introducirnos a Toretto intentando recuperar la esencia de su chica Letty y al resto de la familia, haciendo especial hincapié en lo que podría ser el cambio en la vida de O´Conner (Paul Walker) que a pesar de querer acción en su vida todos creen que debería quedarse en casa y más tras la llegada de un nuevo niño en su vida. Hasta aquí todo bien y seguimos circulando.

Wan hila bastante bien el comienzo con la mezcla entre 'Fast and Furious 6'. 'Tokyo Race' y 'Fast and Furious 7' uniendo el final de la primera y la escena de la segunda en el que muere Han para por fin presentar en la última a Jason Statham como el villano del film. A partir de aquí comienza un sin fin de frenética acción sobre cuatro ruedas en el que sorprendentemente el personaje del Agente Hobbs (Dwayne Johnson) aparece nada y menos para que ahora sea un misterioso Kurt Russell el encargado de ayudar a la familia de Toretto en la búsqueda de Statham. Pero que narices... mola ver de vuelta a Russell partiendo la pana en una peli de acción y a fin de cuentas no queda nada mal este giro inesperado aunque algo metido con calzador.

La película continua y la verdad es que lo hace bastante bien con un ritmo adecuado y unas escenas de acción curradas dejando a James Wan dar sus tintes de acción (como ya hizo en 'Sentencia de muerte'), mientras que Tyrese Gibson elevando su estatus en la saga se encarga de dar los tintes cómicos del film que hasta entonces en las anteriores 'Fast and Furious' resultaban poco jocosas y en esta ocasion le han sentado muy bien.

Entonces a partir de que el equipo consigue salir ileso de una misión fundamental de la peli, el Toretto Team decide viajar a Abu Dabi para presentarnos la parte más jodida del metraje que es cuando todo se para y el ritmo de la peli cambia para iniciar la despedida de Paul Walker y ver como los hermanos de este; Caleb y Cody ponen cara y voz a los últimos énfasis de la película. Y se nota, montaje rápido en sus apariciones y demasiado movimiento en ellas para cubrirse las espaldas con la ausencia de Walker, pero a pesar de ello no molesta. Todo lo contrario a la misión en Abu Dabi que si no hubiese aparecido en el film habría liberado el ritmo de su recta final y nos habríamos ahorrado veinte minutos innecesarios además del hecho de tener que reinventarse para traer a la vida digitalmente a Paul Walker.

Terminamos con Abu Dabi y vamos a la parte final del film con el equipo de Toretto luchando en sus propias calles contra los malos del film. Todo muy bien rodado la verdad, y acorde con lo visto anteriormente; acción, intriga y más acción para mostrar un colofón en el que Hobbs vuelve a aparecer para goce del espectador, que tras varias disputas y el mensaje de que tendremos Jason Statham para rato, Wan se va a una de las esenciales del film, y es... la despedida de Walker. No amigos, Walker no muere, y de haberlo hecho habría sido un final gris para un personaje icónico de la saga. Vin Diesel es el protagonista además del productor y esto se nota en su final enternecedor entre la familia de la gran pantalla y fuera de ella  con la esencia de Caleb y Cody diciéndole adiós a su hermano, un adiós al que todos nos sumamos y al que como dice Vin Diesel tanto dentro como fuera del metraje, todos le recordaremos por que Paul Walker ha sido y es 'Fast and Furious'.

Calificación: 6,5/10.

'Fast and Furious' llegará a los cines el 2 de Abril.

Gracias a Universal Pictures por invitarnos a su pase de prensa.



Síguenos en Twitter: @Tituloriginal o en Facebook

Popular Posts