Crítica de 'El destino de Jupiter'. La vuelta de los creadores de 'Matrix'

'Matrix'... la todopoderosa y revolucionaria trilogía que un día los desconocidos Andy y Larry (ahora llamémosla Lana) Wachowski regalaron al mundo con unas imágenes espectaculares y un mensaje moral como si del mis mismo Alan Moore se tratase, fue un antes y después para la carrera de estos dos hermanos de Chicago. Ambos crearon un nuevo lenguaje cinematográfico gracias a sus efectos digitales y la creación de un nuevo icono del género de la ciencia ficción, Neo.

Tras acabar su aventura cibernética se pasaron a los videojuegos con varias adaptaciones del mundo Matrix y a partir de ese punto empezó su pequeña montaña rusa con producciones acertadas como 'V de Vendetta' y fracasos como 'Speed Racer' y 'El atlas de las nubes'. Dos buenas películas que tanto público como críticas no las vieron con buenos ojos y cayeron en un absoluto olvido, aunque nosotros las defendemos. Sobre todo porque los Wachowski siempre han sido fieles a contar sus historias desde un punto de vista peculiar sin importarles en absoluto si lo que estaban dirigiendo era correcto o no.

Desde su último trabajo han pasado tres años y los hermanos más reconocidos de la ciencia ficción vuelven para ofrecernos 'El destino de Júpiter' (Jupiter Ascending), una epicidad al más puro estilo 'Matrix', volviendo de alguna manera a sus raíces de un héroe que intenta salvar al mundo, pero con un toque que no llega a encajar de todo con el espectador.

En este nuevo trabajo la protagonista es Júpiter, una chica que vive junto con su madre y una familia de inmigrantes que se ganan la vida limpiando hogares hasta que un día Júpiter es salvada por Caine Wise, un cazador exmilitar genéticamente modificado que evita su ejecución a manos de unos seres de otro planeta. A partir de ese momento veremos una aventura entre estos dos personajes que irán de un punto a otro obteniendo respuestas del porqué de su importancia en la galaxia.

Hasta ahí podríamos decir que todo bien, pero por desgracia no es así (y aquí es donde nuestra mirada baja hasta el suelo más profundo). La idea de los Wachowski no es mala para nada, pero se pierde en el terreno más comercial y se nota que sus últimos traspiés en taquilla han influido en que su historia tenga más parentesco con historias más adolescentes del palo Divergente, Los juegos del hambre, etc. Que a uno historia de los precursores de Matrix.

La película cuenta con unos aspectos visuales muy buenos que han mantenido como sello de identidad de la hegemonía Wachowskoniana. También funciona la figura de un Channing Tatum quien interpreta a un personaje duro de los que el suele hacer, pero con la diferencia de que esta vez le queda bien. Aunque parte de ello es la buena caracterización del personaje, al igual que la de algunos apartados artísticos que deben de ser destacados.

Pero al final se pierde por completo y acaban ganando sus pros como la idea de tener un personaje traicionero que se huele desde el principio, un pensamiento de inocencia de su protagonista muy poco propio de alguien que quieren elevar al estatus de gran icono galáctico y la sensación de que sus villanos por muchos miles de años que tengan parecen ser unos flojeras de narices cuando se miden en su batalla al final con Mila Kunis siendo esta una simple humana que le acaba pateando el culo a uno de ellos. Es como si Ojo de Halcón le hiciera morder el polvo a Thanos ¿Raro verdad, tratándose del dueño de la galaxia?

Como decimos pequeñas migajas que han hecho de El destino de Júpiter un Blockbuster sin más que ni si quiera podría funcionar como ello. Y que sin duda lo que más llamará su atención será el tráiler de Batman vs Superman que Warner tiene programado proyectar junto delante del film.

Triste amigos… muy triste.

Calificación: 5/10.

'El destino de Júpiter' (Jupiter Ascending) llegará a los cines el 6 de Febrero.

Gracias a Warner Bros por invitarnos a su pase de prensa.



Síguenos en Twitter: @Tituloriginal o en Facebook

Popular Posts