Crítica de 'Stranger Things' season 2. Bienvenidos al revival de los 80´s

Meter las pizzas al horno, tener preparadas las palomitas y estar prevenidos para sacar del congelador el Ben & Jerrys que da comienzo la sesión nocturna para ver una de las series de la temporada… Stranger Things.

Por si aún nadie se ha dado cuenta, desde ayer mismo (y si, adentrándonos nuevamente en el universo Netflix) la plataforma VOD dio el pistoletazo de salida a la segunda temporada de la serie de moda, Stranger Things. Y fácil no lo tenía, tras el hype de su predecesora. Quizás por ello y bien sabido la nostalgia de todos nosotros por este revival de los 80´s, desde su inicio con el primer capítulo hemos comprobado el gran afán por ofrecernos en cada plano alguna referencia ochentera de esas que son perceptible para cualquiera de los más fans de este subgénero. El Halcón Milenario, Los Cazafantasmas, juegos arcades a tutiplén, que un nuevo personaje se llame MadMax y la incorporación de Sean Austin al reparto (añadiendo más señas Goonies al asunto), son algunas de estas señas que planteábamos, ya que sea o no descarado, la esencia de aquellos años y dichos films, hace de Stranger Things esa maravilla que tanto nos gusta.

Fuera de lugar lo comentado anteriormente, toca adentrarse en lo que han sido los dos primeros capítulos de su segunda temporada. Está claro que para incrementar la historia anterior, el mundo debe expandirse y los monstruos deben de salir a la luz para que lo ocurrió anteriormente no se quede en agua de borrajas. ¿El problema? Que la serie sigue pecando de lo ocurrido en la anterior temporada, y es que la historia se ve venir, pero aun así todo sucede lentamente, ya que por ejemplo en estos dos primeros capítulos ya se sabe un poco por donde van a ir los tiros, pero aun lo único que nos presentan es nuevamente a los personajes y un poco como han podido evolucionar, aunque por lo que podemos prever, en este caso la voz cantante de esta segunda temporada vuelven a llevarlo los personajes de Eleven y Will Byers, quien parece tener un devenir bastante interesante, ya que como se preveía, su incursión en el submundo no podía quedar en nada.

Dicho eso, seria falso comentar el gran potencial que vemos en su segunda temporada y que muchas son las cosas por aun descubrir en esta segunda temporada que recién acabamos de empezar. Además y por qué no decirlo… de seguir disfrutando de esa esencial nostálgica que tanto nos gusta de esta serie.

Y ahora si me disculpan, perdonen pero vamos a ver el tercer capítulo… To be continue!

Popular Posts