Gijón 42: Día 6. Los 989 patos de Kiarastami

Hoy es el día de Kiarastami, pero nadie lo sabe. Su última e inclasificable película, "Five" se estrena hoy en España, escondida en un programa doble inaudito y relegada a una nueva sección que le cuesta funcionar. La sala, ni medio llena ni medio vacía, espera con indiferencia. Las entradas se han agotado para "Familia Rodante" la deslumbrante película de Pablo Trapero de la que ya hemos comentado alguna cosa. No hay empujones para entrar en la sala. Normal, pienso. Lo que no es tan normal es la espantada que se produce antes de que se inicie la película, después de sufrir el insoportable corto documental patrio, "De la Fuente" de un tal Ramón no se qué. No le dan ni una pizca de oportunidad a Kiarastami. Entiendo que la sala se fuera quedando vacía progresivamente, estampida en manada. Es normal. Lo que propone Kiarastami es una especie de predicción de futuro, demasiado lejana en el tiempo como para poder disfrutarla sin Dolby Surround. Kiarastami homenajea a Ozu a partir de cinco planos secuencia sobre el mar. Kiarastami no prescinde de los diálogos, como comentaba ayer a propósito del pase de las tortugas voladoras, no. Lo que hace es potenciarlos, a través de los silencios, el sonido incesante de las olas (que termina construyendo la mas poderosa sinfonía), las pisadas de 989 patos que corren en tropel por la arena de una playa exótica. No inventa nada nuevo, porque el plano ya está inventado, pero si ofrece una nueva lectura. Ofrece una nueva forma de aproximarnos a la pantalla, como ventana a un mundo fantástico. Sé que mi colega Pablo A. Quiroga no puede estar mas en desacuerdo conmigo, y aún así le agradezco que se quedara conmigo en la sala, para paliar un poco la incomprensión y luchar con sus patos imaginarios. Pero una cosa sí, Pablo: "Five" no es para nada, una estupidez (aunque ya tenga ganas de ver tu venganza).
Títulos del día (Calif. 0 a 4): The Last Movie (2), Five (4)

Popular Posts