Gijón 42: Día 1 y 1/2. La primera película de Bob Rafelson

Ha comenzado Gijón 42. Y estoy aquí. Doce horas subiendo. Un primer vistazo; Gijón es reincidente en su programación, incongruente en sus retrospectivas, prolífero en fiestas, en meter la pata con jurados no del todo competentes. Olivier Assayas, homenajeado el pasado año, lo innaugura este con "Clean", pero prefiero saltarme la gala de apertura para ver el único pase de la esperadísima "La vida es un milagro", el último, irreverente, divertido, Kustorica. Pablo Quiroga, que se mete en el pase de prensa de Assayas se aburre y trata de alejarme de la tentación. Ya veremos. Pero es que esto es así. Decisión. Por eso, sin pensarlo mucho, y recién llegado a la ciudad, aturdido por esas decisiones, decido apostar al caballo ganador. Me meto a ver "Shadows", la primera película de Bob Rafelson (John Cassavetes) y allí, desconecto, muevo mis pies con la música improvisada de Charlie Mingus y en definitiva me preparo para 8 días cargados de películas, cortos y demás inmoralidades en los que es muy fácil perder la conciencia y diferenciar lo que quieres ver, primero y lo que estás viendo, poco después. Eso más o menos es lo que me ocurre el segundo día con "Tarnation", de Jonathan Caoutte. Un collage casero sobre una vida ordinaria que adquiere, al ser proyectada en pantalla grande, ante una audiencia complaciente y en sonido Dolby, la categoría de largometraje a competición, aunque yo no termine creyéndomelo.
Títulos del día (Calif. 0 a 4): Shadows (3), La Vida es Un Milagro (2), Tarnation (0)

Comments

Popular Posts