Crítica de Nightcrawler

El guionista Dan Gilroy, conocido por “Acero Puro (2011)” y “El Legado de Bourne (2012)”, dirige su primer largometraje; Jake Gyllenhaal interpreta en él a un reportero freelance de moral dudosa obsesionado por filmar las imágenes más escabrosas de accidentes y tiroteos en Los Ángeles para venderlas luego a los noticiarios de televisión.

El filme destaca por sus vigorosos diálogos y por la profundidad de su protagonista, a medio camino entre un fracasado y un psycho killer, un rol en el que Gyllenhaal brilla. El resto de personajes no están a la altura e incluso entorpecen por momentos el desarrollo de la historia. La película, consigue construir situaciones tensas e interesantes pero luego se desvanecen sin más debido a chistes fallidos o a planos imposibles que no funcionan, contrastan las escenas planas y vacías con piruetas audiovisuales innecesarias (¿Como de pomposa puede llegar a ser una persecución en coche que resulta insignificante para la trama?).

Ni siquiera funciona la manera en como aborda el tema de la violencia en los medios de comunicación, un tema que tiene bastante jugo queda ninguneado. Pese a optar al Óscar por su guión, Gilroy deberá trabajar mucho si quiere ofrecer algo interesante con su narrativa audiovisual, Gyllenhaal no va a estar siempre ahí para ofrecerle interpretaciones de este calibre.


Publicado por Carlos Hidalgo

Síguenos en Twitter: @Tituloriginal o en Facebook

Popular Posts