Crítica de Jim and Andy. Amaras u odiaras este documental.

Andy Kaufman y Jim Carrey… Jim Carrey y Andy Kaufman. Dos genios y polémicos unidos por una esencia muy especial. La comedia. O como decía Kaufman en su tiempo… la actuación de variedades. Trece años les separa a uno del otro, y aun así, parece que el tiempo les ha unido en esencia.

Jim Carrey en los noventa fue todo un fenómeno cinematográfico gracias a grandes éxitos como Ace Ventura, La Máscara y Dos tontos muy tontos. Pero su vis cómica se alejó en el drama Man on the moon. Un film obviamente con tintes cómicos (aunque no es lo que realmente pretendía) en el que Carrey se adentraba en la vida de Andy Kaufman. Un genio “comico” de los 70´s y 80´s.

Dicho film cosecho una gran cantidad de galardones como por ejemplo el Oso de Plata a la mejor dirección para Milos Forman (Alguien voló sobre el nido del cuco), Globo de Oro a mejor actor de comedia para Jim Carrey, y la incursión entre otras cosas como una de los 10 mejores films del 99 según los Critics' Choice Awards: Top 10. Como veis, todo un exitazo para un actor que pocos veían en él algo mas allá que la comedia.

Casi veinte años más tarde, Netflix nos ha presentado un documental llamado Jim and Andy, donde precisamente Man on the moon desempeña un punto clave entre la conexión de estos dos genios surgiendo un caos que se apodero en el set, a raíz de un regreso emocional de Andy Kaufman a través del cuerpo de Jim Carrey, según ratifica el propio Carrey en el testimonio del documental, junto a los propios compañeros de equipo de Man on the moon y familiares de Kaufman que asistieron al set.

Jim and Andy tiene una sensibilidad y una poesía digna de ser admirada por todo aquel que sobre todo quiere llegar a ser actor y a quien le interesa ese sentimiento del encontrarse a uno mismo. Pocos sabían del caos que se genero en el set del film y menos aun vieron la locura que salió de la chistera de Jim Carrey hasta el punto de pelearse con varios compañeros y hacerle la vida imposible al pobre Milos Forman que a poco le debería saber ese Oso de Plata por todo lo que sufrió.

Visto ahora en el documental se podría pensar tranquilamente que Jim Carrey se volvió loco a raíz de aquello y desde entonces no ha vuelto a ser el mismo. Debida a tal conexión con el personaje y a las inevitables comparaciones entre ambos que obviamente no se pueden negar viendo el documental. Y ahí es donde entra el gran juego de Jim and Andy, y sobre todo si Jim Carrey esta mas cuerdo o mas loco que nunca. Particularmente aquí pienso mas lo primero, pero cada uno sacara sus propias conclusiones.

Obviamente hablamos de un documental que tiene las papeletas del éxito y que podría ser importante de aquí hasta la meta final de los galardones en categoría a mejor documental. Hablamos de un documental muy íntimo donde entramos en las entrañas de Jim Carrey gracias al material de archivo grabado curiosamente por la familia de Kaufman en el set de Man on the moon, gestionado a la perfección por el realizador del documental Chris Smith bajo la producción del genio Spike Jonze.

Calificación 8,5/10.

PD: Como bonus track aquí va una foto sobre todo para los grandes fans de Man on the moon. Es una instantánea de la presentación del film en el TIFF de Toronto donde Carrey coincidió con uno de los alter egos de Kaufman, Tony Clifton. Un personaje ficticio creado por Kaufman que tuvo sus grandes conflictos internos con el propio Carrey durante el rodaje de Man on the moon.


Popular Posts