30 May, 2006

Da Vinci Y Los Fast Foods


Lo voy a llamar el "Paradigma Boyero" o lo que es lo mismo: el síndrome de ser incapaz de reconocer que te gusta "El Código Da Vinci". Porque sería el fin de tu carrera. Porque te sacarían los colores en las reuniones mas importantes recordándote el hieratismo de Audrey Tatou. Porque tu prestigio quedaría por los suelos. Ayer me armé de valor, pagué 4,5 euros en un Yelmo Cineplex medio desierto y me tragué sin mucho problema los 150 minutos de "El Código Da Vinci". A los 20 minutos me sorprendí a mí mismo enviando un msn a Manu diciéndole textualmente que no sabía porqué, pero la película me estaba gustando. Durante unos minutos dudé de mi integridad mental y física. Quizás estaba enfermo y no sabía lo que estaba viendo. Carlos Boyero y todos sus colegas de profesión no podían estar equivocados. Ciento treinta minutos después volvía a escribir un nuevo msn: "Acabó el suplicio. Me ecanta lo mala que es. Es genial". Y es que "El Código Da Vinci" es una película bastante mala, de hecho, si no hubiera costado hacerla 125 millones de dólares pasaría por una serie Z bastante digna. Lo tiene todo para ello. Tiene su cartón piedra y su caspa, su música de organillo y un argumento lo suficientemente ridículo como para crear la controversia necesaria con la que alimentar los estériles debates que siembran las parrillas de los distintos medios de comunicación. Pero vamos a por la película.

Tras un inicio prometedor, potenciado por las localizaciones en pleno Louvre y la poderosa presencia de Silas (Paul Bettany, lo mejor y mas desaprovechado de la película),Ron Howard (director) y Akiva Goldsman (adaptador) desvían el discurso hacia la intriga ferial y el manual de religión de primero de la ESO. Hasta los quince minutos finales la película se convierte en un mercado de ocasión para teólogos principiantes, esforzadamente respetuosa y asumidamente didáctica. Tiene este bloque (el grueso de la película) algunos momentos interesantes (la cena en el castillo en el que mora Ian McKellen) pero no consigue descompensar. El tramo final es sin duda,el mas sonrojante. No solo por las revelaciones del argumento, si no por la falta de brio de su direccion y de su montaje. A falta de un crecento dramático, Howard y Goldsman optan por proponer una secuela que mucho me temo, no tardará en llegar.

A tenor de los resultados, está claro que cuando Sony compró los derechos del best seller de Dan Brown por unos 6 millones de dólares sabía de antemano que levantaría controversia y provocaría la suficiente polémica como para ahorrarse unos cuantos millones de dólares en estrategias publicitarias pero también era consciente de que la película debería de llegar al mayor número de público posible, sin herir claro está, las sensibilidades del personal. Para ello contrataron a Ron Howard , director anodino especializado en historietas familiares y a Tom "Forrest Gump" Hanks para curar posibles cicatrices. La operación comercial ha dado sus frutos y ha servido para que nazca una nueva denominación de origen: las "fast food films"; películas de consumo rápido y amortización segura. En sus primeros tres días, "El Código Da Vinci" copó las taquillas de todo el mundo civilizado con unas cifras en torno a los 240 millones de dólares. Solo en nuestro país, Sony estrenó la película en 750 salas, anulando a toda la competencia posible. Una semana después, la taquilla americana era sacudida por la llega de "X-Men 3: The Last Stand". La misión de Da Vinci ha concluido.

28 May, 2006

Como A La Selección Nacional


A Pedro Almodóvar le ocurre como a la selección nacional, siempre parte de favorito y al final se queda, no en octavos, pero si algo decepcionado. La conmoción que los medios nos habían vendido poniendo a "Volver" como aspirante de primera línea por la Palma de Oro de Cannes quizá no lo era tanto, al menos tanto como ver al siempre guerrillero Ken Loach recogerla por "The Wind That Shakes The Barley". Es lo de siempre; ganar el partido antes de jugarlo. Mejor sería apearse del casillero de favorito. En cualquier caso "Volver" ha conseguido dos premios, guión e interpretación femenina para sus 6 actrices. Poco si tenemos en cuenta los pronósticos, quinielas y demás apuestas que como siempre, para nada sirven. Pablo desde Francia me mandaba un mensaje para comunicarme el palmarés un minuto antes de que Efe lo reportara a todo el mundo y terminaba su resumen escribiendo: Juancar se ha portado (en alusion a Wong Kar Wai, presidente del Jurado). Sin haber visto ninguna de las otros películas aspirantes,siempre resulta reconfortante que este escaparate internacional de películas y otras frivolidades se decante un año más (el año pasado premió a la tremenda El Niño de los hermanos Dardenne) por un cine de compromiso social y de una sólida autoría. Bien por Loach, bien por Almodóvar; su alfombra roja será la de los Oscars.

21 May, 2006

Los Franceses

Luego dicen que que los franceses. El referente francés sigue siendo el paradigma de la industria cinematográfica europea. A las cifras me remito. Mientras que todo el planeta sucumbía ante la llegada de Tom Cruise y su último artefacto mediático, "M:I 3" haciendo sonar las cajas registradoras de todas las multisalas, en Francia, una comedia tontorrona llamada "Camping" se imponía en la taquilla al todopoderoso Hollywood. Porque Tom Cruise es el embajador de ese gran burdel llamado Hollywood, de eso no hay duda. En su semana de estreno, "M:I 3" era superada por la comedia francesa, que era número 1 por segunda semana consecutiva, por mas de un millón de dólares de diferencia respecto a la cinta de Cruise. Algo realmente impresionante. Cinco de los diez títulos mas taquilleros eran esa semana de nacionalidad francesa. Incluso los programadores del Festival de cine de Cannes, en todo un alarde de ingenio han sabido absorver el fenómeno Da Vinci para que se hable también del festival en su sesión innaugural un día antes de su estreno planetario en no se cuantas mil salas (750 de ellas españolas en un record sin precedente). La crítica no se mordió la lengua y días después, todavía se habla con sorna de la gélida acogida del gremio que evidentemente contrasta y poco importará a los directivos de Sony después de amasar unos 224 millones de dólares en tres días de exhibición. Dentro de una semana, Cannes se volverá a hacer notar con el palmarés mas esperado del cine internacional.

Dicen que "Volver" de Pedro Almodóvar ha causado sensación y que es el gran favorito para hacerse con la Palma de Oro. Lo decían catorce días antes de que se iniciara el festival,me comentaba Pablo ayer por teléfono. A él, la película de Almodóvar se le ha hecho bastante larga. "Volver" se estrenaba este viernes en Francia, coincidiendo con "El Código Da Vinci". ¿Se repetirá el incidente Cruise?.

20 May, 2006

Bruce Willis Ya No Está Para Salvar El Mundo

Bruce Willis ya no está para salvar al mundo. Al menos,esa es la impresión que me desprende después de verlo cogear y sudar con una barriga de pega y un peluquín de rebaja en la por otro lado estimable "16 Calles". La segunda impresión que me causa: Bruce Willis nunca ganará un Oscar. Pero que mal actor es. Ya, hasta Ramón Langa lo hace mal. Pero Willis no es el único actor malo sobre la tierra. Mira a Tom Cruise, a Javier Cámara o a The Rock, de modo que ser mal actor tampoco quiere decir mucho. Coinciden ahora en cartelera dos títulos medio protagonizados por él. Por un lado "16 Calles", dirigida por el veterano Richard Donner que como Sidney Lumet hace unas semanas con "Declaradme Culpable" se resisten a la jubilación anticipada con la que Hollywood les quiere dar la patada. Donner,artífice de un sin fin de éxitos como "Los Goonies", "La Profecia", "Lady Halcón" o la saga de "Arma Letal" realiza una película de policías a la antigua usanza, jugando con el cronómetro y retomando la figura del antihéroe por antonomasia como instrumento de su sutil pero inevitable discursillo moral. Donner se mueve como pez en el agua por las calles atestadas de transeúntes de la infernal ciudad de Nueva York post 11 de septiembre. Parece inevitable desprenderse de las referencias, pero ahora cada vez que algún pirado secuestra un autobús en la quinta avenida, todo adquiere otro tono. Bruce Willis realiza su papel de policia en las últimas a la perfección. Willis,en su eterno rol de John McClane, y antes de que el auténtico McClane se jubile en la cuarta entrega de "La Jungla de Cristal", ensaya maneras en esta thriller urbano con cierto tufillo a geriátrico policial.

La segunda peli que estrena Willis es la rocambolesca "El Caso 7levin" de Paul McGuigan. Suerte de coctelera de géneros con imposibles y no tan deslumbrantes giros de guión como nos quiere hacer creer la tramposa y soporífera puesta en escena de McGuigan, "El Caso 7levin" es consecuencia directa del freakismo de Tarantino y la horda de imitadores que ha venido creando en los últimos años. Apelo a Tarantino por definición. Willis se reserva un papel secundario donde dar rienda suelta a su hiriente inexpresividad y de paso recordarnos que el mundo sigue a salvo. O eso se cree él. Habrá que esperar a que resucite Supermán para que el planeta vuelva a girar sobre su órbita.

15 May, 2006

L05: Las Películas Disney Desde Los 12 Años

Cuando fui por primera vez a una sala de cine no era tan niño. Tenía doce años y me llevó mi hermano. Él entró a la sala 7 de los Multicines Centro de Granada a ver "La Revancha de Los Novatos" y me dejó solo en la sala 5, viendo "La Cenicienta". Disney estuvo desde el principio, en ese y otros momentos.


La Cenicienta


En su reestreno número no se cuantos, se convirtió en la primera película que vi en una sala de cine. 12 Años. No volví a cumplir ni un año mas desde entonces. Mi primera vez tenía que haber sido "Re-Animator",una cinta gore de Stuart Gordon,pero las entradas estaban agotadas. Al tener ya una edad, lo recuerdo todo perfectamente. Recuerdo la fila donde estaba sentado.La butaca, al lado del pasillo. La película me dejó impresionado,aunque tiempo después,tenga que reconocer su ramalzo cursilón y decididamente empalagoso.


Fantasía


Fue la primera película de la que me salí de una sala de cine, antes de que terminara. Unos años después de los 12 años. Creo recordar que Ana estaba allí y nuestro amigo Manolo Soplillos y también coloco por allí a Manolo Manjón. Con él fue con quien me salí de la sala, hartos de tanta música y tantos hipopótamos bailarines. Que coñazo!. A día de hoy, y a pesar de tener la película comprada,todavía no he conseguido verla entera.


Peter Pan


La vería como cinco veces en los cines de verano de Aguadulce,en Almería. Recuerdo levantar la vista al cielo cada vez que los niñatos ingleses iban volando al País de Nunca Jamás. Segunda estrella a la derecha... Alguna vez creía verla sentado en las durísimas sillas de hierro de ese cine de verano en que podría terminar trabajando este verano de 2006.


Bambi


Es la gran obra maestra de Disney. Sus colores, la música. La muerte de la madre de Bambi es un auténtico prodigio de narración cinematográfica. También la llegué a ver en una pantalla grande, ya bastante crecido,en una sala llena de pequeños monstruos absolutamente en silencio.


Alicia En El País De Las Maravillas


... Aunque para mí, mi película favorita de Disney sea esta esquizofrénica adaptación de la obra de Lewis Carroll. Alucino con cada uno de sus personajillos, a la hora de tomar el té o a la hora de jugar un partida de cartas. ¡Feliz No Compleaños!.


Taron y El Caldero Mágico


Es mi película maldita de Disney. Esa película que siempre quise ver pero que nunca nadie me llevó a ver. Cuando por fin salió en vídeo, hace unos años, la compré enseguida. La vi y bueno...no era para tanto. Probablemente la recordaba de otro modo, aunque nunca la hubiera visto. Cuando la película se estrenó yo coleccioné el album de cromos y como nunca pude verla en el cine, supongo que me terminé inventando mi propia película,de ahí que cuando por fin, muchísimos años después pude al fin verla, me sintiera inevitablemente decepcionado.


La Bruja Novata/ Pedro Y El Dragón Elliot


Les tengo especial cariño a estas dos películas porque fueron de las primeras que grabé con mi primer VHS y que debí ver como un millón de veces. ¡Angela Lansbury Prevalece!


Pocahontas


Tal y como hizo mi hermano conmigo llevándome por primera vez a ver "La Cenicienta", así hice yo con mi pequeña sobrina cuando esta tenía unos 3 años. Recuerdo que hice que ella sacara su entrada y quedó absolutamente impresionada con esos barcos y con las canciones. No dijo una palabra durante toda la proyección. Ella ahora tiene 15 años y no recuerda nada.

Si Walth Disney Se Descongelara Odiaría a John Lassetter

Cada vez estoy mas convencido de que si Walth Disney fuera descongelado algún día, odiaría con todas sus fuerzas a John Lassetter. Me reafirmo después de ver la última del primero, "Salvaje!". Viendo la película uno tiene la sensación de que el cine moderno solo tiene dos objetivos,a saber: 1) vender iPods (si es de acción real) y 2) vender peluches (si es un largo animado). En la última de Disney,los animalillos protagonistas se apartan del realismo suave tradicional y directamente se convierten en peluches animados para forzar la identificación con el peluche del Toy R'Us.

(Lo mejor de "Salvaje" el koala con mala leche doblado con la voz del sensacional Bender!)

La anécdota argumental, intrascendente,conservadora, insulsa, da lo mismo. Historia entre padres, hijos, madres ausentes, afán de superación y amor interacial (en el caso de "Salvaje!" entre una ardilla y una jirafa (!x*!!??) ). Lo peor de Disney en los tiempos que corren curiosamente no son sus películas, si no aquellas que pretenden serlo sin ser.

"La Edad de Hielo 2: El Deshielo", por ejemplo, buque insignia de la división animada de la Fox(y único logro,todo hay que decirlo), es un aburrimiento. Lo es porque su humor suena a telecomedia familiar, y lo es porque su pozo de influencias es la filmografía Disney (salvo el interludio de esa suerte de Coyote y Correcaminos que es el delicioso y explotado Scratch). "Salvaje!" parece una imitación de las películas de Disney,aun siendo de Disney. Creo que no consigo explicarme del todo, de modo que retomo a John Lassetter.
Decía que Walth Disney odiaría a Lassetter si un día resucitara porque no soportaría que alguien haya inventado un nuevo modo de hacer las cosas.Que alguien se haya apartado de la senda. Aguantaría los éxitos de la competencia porque en realidad no es tal. Los títulos de la competencia lo único que consiguen (ya sea desmitificando como "Sherek" o imitando como el resto de títulos) es alimentar el mito de Disney y perpetuar su modo de entender la animación tradicional (por muchos ordenadores que se utilicen). Lassetter no. Lassetter ha conseguido contar historias nuevas, crear nuevos referentes, fijar nuevas metas.

Faltan pocos meses para ver "Cars", sin duda el título mas esperado de este año por encima de Supermanes de segunda, X-Men y compañía. Lo mas paradójico de todo es que las películas de Pixar continúen en manos de Disney y es que, claro está, Disney por encima de todo,por encima del final felíz y por encima de sus propios clásicos, es una potente máquina registradora.

13 May, 2006

Cuando Tom Cruise Dejó De Dar Dinero

Paralelamente a la bajada de popularidad de Tom Cruise la Justicia española ha emitido por primera vez una secuencia en contra del monopolio y extorsión de las multinacionales estadounidenses en las salas de exhibición españolas. No se exactamente a que hace referencia la sentencia ni consigo vislumbrar el alcance de su veredicto, pero si sienta un importantísimo precedente. Por primera vez los exhibidores se han atrevido a hablar en voz alta. A ver que ocurre. De momento, esta semana, desmontaba de la sala 3 de los multicines donde trabajo las cinco latas de "En Busca de Un Beso Salvaje", paradigma de la exhibición patria a la que condena la sentencia judical citada. "En Busca de Un Beso Salvaje" es una película, estadounidense claro, dirigida por un tal Eric Bross en...¡¡¡2001!! protagonizada por dos de los componentes de una band boy que ya está extinta y que en su día recaudó unos 4 millones de dólares de un presupuesto de diez. Cinco años después, la película se ha estrenado un puñado de cines españoles,entre ellos,los multicines donde trabajo. En las dos semanas que ha aguantado en una sala para 180 personas, habrá metido no mas de 30 personas. Por mas que me esfuerzo,no consigo entender porqué esta bazofia se ha estrenado en salas comerciales. Una semana después,Tom Cruise estrenaba en todo el planeta "Misión Imposible 3". Al menos esta franquicia prescinde de los ridículos subtítulos que suelen colocar al lado del número (cada vez mas alto). En España lo hizo en 529 salas. No recuerdo un número tan alto de copias para una película,en serio. En sus primeros tres días facturó unos 120 millones de dólares en todo el mundo. Mas de dos millones y medio, procedente del mercado nacional. Quinientos mil espectadores pasaron por taquilla para volver a Tom Cruise despeinarse el flequillo mientras esquiva potentes explosiones y salta de trenes, aviones y de tejado en tejado. Los expertos dicen que el estreno ha estado 12 millones por debajo de las espectativas. Los expertos la verdad, me importan un carajo. Me importa mas lo que dijo Pepe, portero de los multicines de la capital donde se estrenó la película. "¿Misión Imposible?...Un fracaso", me aseguró el jueves pasado cuando lo vi. ¿Acaso los exhibidores han alzado la voz cuando Tom Cruise ha dejado de darles de dinero?.

08 May, 2006

De Vicente Aranda A John Wilmot A Sharon Stone

En poco mas de catorce días han coincidido en cartel, una vez pasado el periodo religioso y de recogimiento de la pasada Semana Santa, tres películas que muestran tres modos bien distintos de entender y mostrar el erotismo en el cine. Por edades empiezo enumerando a Vicente Aranda, que a diferencia de otro ilustre erotómano nacional como Luis García Berlanga, continúa haciendo películas para disfrute de sus fieles,entre los que me encuentro y desencuentro sin remordimientos.



Vicente Aranda estrenaba en fechas muy difíciles para el cine español Tirante El Blanco, suerte de superproducción de cartón piedra a lo Samuel Bronston pero sin Charlton Heston. El propio Aranda la definía poco antes del estreno como vodevil medieval y lo ha hacía con acierto. Poco importan las batallas, las bajas o el movimiento de masas. A Aranda le importa el movimiento de faldas y por eso Tirante El Blanco es un tormento de sensualidad que se ve ferozmente coartada por la inexpresividad de su protagonista masculino y por la inexperiencia de la princesa. Ahora tengo que decir que Leonor Watling es lo mejor de una película acartonada, teatral e incluso a veces,ridícula. Tiene no obstante secuencias muy bien construidas, con las palabras y con la cámara.




Supongo mayor a Michael Caton-Jones,por eso sigo con él y porque, catorce años después de que Paul Verhoven mostrara al mundo entero lo que ocultaba la entrepierna de Sharon Stone en la guarrilla "Instinto Básico", el tal Caton-Jones se ha atrevido a dirigir su secuela,Instinto Básico 2: Adicción Al Riesgo. Tan obvia como su título y tan estúpida como su subtítulo, la película es un despropósito absoluto,que retoma los mismos argumentos que su jurásica predecesora sin tan siquiera someterlos a un reciclaje estético o narrativo. Suerte de remake descafeinado y casposo pero sin interludio lésbico, "IB2" es como una de esas películas pornográficas censuradas para televisión, que nunca muestran primeros planos.


Por último, esta misma noche me sorprendía soportando sin especial esfuerzo, la barbarie perpetrada por un tal Laurence Dunmore,director de "The Libertine". Protagonizada por un Johnny Depp, orgásmico en su papel de conde decadente y depravado, aderezada con un magnífica partitura de Michael Nyman y secundada por dos actrices estupendas como Samantha Morton y Rosemund Pike, "The Libertine" es un ejercicio de estilo deliberadamente agresivo, que busca provocar al espectador mas dócil utilizando el lenguaje verbal y el feísmo visual. Hay que decir que la película cumple sus objetivos en estos dos aspectos, aunque lamentablemente se eche en falta algo menos de pudor carnal y porque no, un poco mas de profundidad intelectual (y no exclusivamente física).

Como no tengo porqué dar explicaciones a nadie,me voy a quedar con la mirada siempre sabia que proporcionan los octogenarios, sobre el cuerpo femenino y el misterio del sexo. Sobre el candor de los muslos, y el tacto y lo incontrolable de la pasión.