17 July, 2006

Un Domingo De Verano


Uno se distrae unos días y cuando se quiere dar cuenta, ya es verano. Esa película que has estado esperando todo el año, ya se ha estrenado pero ahora tienes ganas de ver la que se estrenará el verano que viene. Durante estos tres meses de calor, mi trabajo de proyeccionista se traslada a las terrazas de verano. Es lo mas parecido a lo que un día debieron ser esas primeras salas de exhibición, cien años atrás, mas próximas a las barracas de feria que a las sofisticadas salas de nuestros días. En estas modernas barracas se exhiben este verano títulos de todos los gustos, con preferencia por las historias infantiles y los dibujos animados, y todas las nacionalidades, con insistente presencia estadounidense. El principio de verano, salpicado por la efímera rebelión de los tres grandes grupos de exhibición del país ante las abusivas condiciones que Buenavista les imponía para estrenar "Scary Movie 4" se saldó catorce días después con el estreno masivo de "Cars". A estas alturas de verano "Superman" es la película de la que todo el mundo habla, aunque solo sea para decir que el mundo está cansado de Superman. Y es que el mundo y el cine en general,ha aprendido a vivir sin Superman y ha aprendido en definitiva a salvarse solo.

Retomando el tema de las barracas de feria,resulta cuando menos curioso que una película como la de Bryan Singer, con un presupuesto oficial de 260 millones de dólares y varios años de gestación, culmine su proceso creativo en una sala con cuatro cientas sillas de hierro, oliendo a lomo a la plancha y en programa doble con "Scary Movie 4". Quizás estemos volviendo a la esencia misma del cine: el entretenimiento puro y duro. Y es que, no deja de ser loable que tanto esfuerzo,tanto dinero y tanto tiempo tenga como principal objetivo hacer pasar un buen rato a un puñado de personas, un domingo de verano.