28 November, 2005

Bisarmes Finalizada

Un día después concluímos "Bisarmes". Marisa, Win, nos preguntan a Pablo y a mí cuando podrán ver algo. Tiene que ser difícil para ellos, seguro. Hemos rodado sin combo. Fijando la mirada en sus miradas. Es un riesgo, lo sé, pero lo que cuenta, ahora, pasado el rodaje, con unos 90 minutos de material, es el momento. Siempre lo digo. Insisto ahora. Lo mejor, es hacerlo. Una vez concluído, una vez surgen los primeros aplausos espontáneos que nos dicen que se ha terminado todo, algo acaba. Cae un telón. Comienza ahora la dificilísima tarea de post-producción de "Bisarmes". Que el cielo nos pille a todos confesados. Yo estoy contento. Contentísimo por haber podido trabajar con Txema Blasco. Por sentir, por primera vez desde que decidí hacer estas cosas del cine, que las cosas encajan en la mirada, el gesto de un actor. Txema ha conseguido reconciliarme, después de unas cuantas frustraciones, con las ganas de contar historias de verdad, pero eso sí, esta vez, con actores de verdad. Se me agolpan entonces, todas las historias que aparqué por "Bisarmes" y que quieren ahora salir de mi cabeza. Está el geógrafo que reinterpretó el mapamundi, el tirador fascista y el hombre que lo tenía todo doble. Empezamos desde cero. Otra vez. Otra vez la emoción.

27 November, 2005

Entrerodando

Mi organismo lo reconoce enseguida. Estas abandonando territorio conocido. Estás llegando al Norte. Estoy en Gijón. Hace un par de días arrancó la 43 edición de su festival de cine aunque yo no estoy aquí por eso (pero también). Estamos rodando "Bisarmes". Estamos rodando (o queriendo rodar) "Bisarmes" desde hace como dos o tres años. Nos enganchamos a las historias de Iker, Pablo y yo y desde entonces hemos estado ahí, rondando. A mí me apetecía hacer un corto que me dejara de lado. Es decir, un corto de género (en este caso terror). Pablo tenía ganas de montar algo. Finalmente, con un empujón por aquí y otro por allá, aquí estamos. Estamos con Txema Blasco rodando en un casa perdida a las afueras de Gijón las 24 horas previas a un asesinato. Estoy emocionado por trabajar con Txema. Su presencia me da seguridad y creo, que se la da también a los demás actores. Resuelve con una mirada o con un gesto. Mañana terminamos "Bisarmes" y nos metemos de lleno en el festival. Quería ver la nueva de peli de Hal Hartley, "The Girl From Monday", pero no cambiaría por nada mi encuentro con Todd Solondz. Mañana presenta "Palindromes" ante el anodino público gijonense. Me muero de ganas por ver sus caras ante las distintas Enriequettas con las que se van a escandalizar. "Palindromes" es la gran peli del año y aún así, cuando en la gala de innaguración, el día 24, presentaron al bueno de Todd, éste, en un español paupérrimo consiguió a atinar la siguiente frase: "Si alguien quiere darme dinero, lo agradeceré". Hay que financiar las locuras de Todd, de modo que desde aquí hago un llamamiento a banqueros, aristócratas de fortunas rancias y nuevos ricos del telecable; financien a Todd Solondz, no se arrepentirán.

21 November, 2005

Match Allen


No se cual es la mejor película de Woody Allen pero si sé que "Hannah y Sus Hermanas" es la que mas me gusta y que "Match Point", la película con la que ha resucitado (como lo hizo Jarmush) aún siendo una película magnífica, no es su mejor trabajo. Tres certezas. Woody Allen, que tiene tantos admiradores como detractores (estarán a un cincuenta por ciento y sólo Scarlett Johansson puede inclinar la balance a su favor), es una de las definiciones de cine de autor que deberían admitir cualquier diccionario enciclopédico. No está por encima del bien y del mal como Bergman (que por fin estrena "Saraband" en condiciones). Su fatídica unión con la Dreamworks de la Pepsi-Cola que tanto le criticó Pablo le pasó factura. Ni "Granujas de Medio Pelo", ni "La Maldición del Escorpión de Jade" ni "Todo lo demás" son obras estupendas, ni tan siquiera podriamos decir que son películas buenas. Si lo son "Hollywood Ending" y sobre todo lo es, claro está, "Sweet & Lowdown". Sin embargo, a estas alturas de párrafo, a pesar de unos y gracias a otros, Woody Allen vuelve a ser un director de moda y de paso, un director taquillero. Lo que son las cosas. El milagro francés se podría llamar. Ese al que rezaba el director ciego de "Hollywood Ending" y que se hizo realidad cuando Allen presentaba fuera de concurso en el pasado festival de Cannes "Match Point" y era unanimemente aclamada por la crítica. Nos ponemos al día entonces. "Match Point", rodada en Londres, con capital británico y francés está protagonizada por John Rhys-Meyer, Scarlett Johanson, Matthew Goode y Emily Mortiner. Allen, que no se ha reservado ningún papel como intérprete, propone una especie de revisitación de una de sus mejores obras, "Delitos y Faltas". El referente es inevitable por las similitudes en la trama argumental, aunque Allen distinga los discursos y en "Match Point" a pesar de su desenlace entre cómico y de suspense, supedite el peso de la reflexión final en la dudosa moralidad de los actos de su protagonista. Hace tiempo que no veíamos un film de Woody Allen tan seco, tan cortante. Lo es desde su excelente puesta en escena, desde la sala de edición, desde la excelente fotografía de Remi Aderafarasin. Allen juega con cada uno de estos elementos para describir las distintas localizaciones físicas y emocionales de sus personajes al tiempo que utiliza un hábil juego dialéctico de mentiras y otras atrocidades que se recitan con extraordinaria compostura entre los distintos protagonistas. No evidencia nostalgia por el skyline de Nueva York, pero tampoco termina de acomodarse a las calles adyancentes a Piccadilly Circus. Aquellos que esperen encontrarse al Woody Allen desenfadado, intrascendente y grueso de sus últimos trabajos se sorprenderán con una película que escapa a los géneros en los que se apoya para revelarse como un poderoso drama moderno. Una suerte de variante desencantada, mancillada y arrepentida de "La Cenicienta", aunque las fuentes literarias de Allen nos remitan a Dostoievski. Decía al principio de este post que no sabía cual era la mejor película de Allen y que "Match Point" no solucionaba esa incógnita. Lo mejor es que Allen siga intentándolo, de ese modo al menos, dormiremos tranquilos sabiendo que Allen está trabajando y que dentro de un año, tendremos una nueva película que desear ver.

L04: ¿Cuál Es la Mejor Película de Woody Allen?

Woody Allen debutó como director en 1969 con la la comedia "Toma el Dinero y Corre" donde ya nos mostraba al Allen personaje destrás de unas grandes gafas negras. Es muy difícil escoger entre los 34 largometrajes que ha realizado hasta la fecha de este post, pero me aventuro a reivindicar una serie de títulos que nos descubren a otro Allen y otros que lo afirman. Esta lista es personal, emocional e intrasferible.





1. HANNAH Y SUS HERMANAS (Hannah & Her Sisters. 1986)
2. ANNIE HALL (Annie Hall. 1977)
3. MANHATTAN (Manhattan. 1979)
4. ZELIG (Zelig. 1983)
5. DELITOS Y FALTAS (Crimes And Misdemeanors. 1989)
6. OTRA MUJER (Another Woman. 1988)
7. MARIDOS Y MUJERES (Husbands & Wives. 1992)
8. DESMONTANDO A HARRY (Deconstructing Harry. 1997)
9. ACORDES Y DESACUERDOS (Sweet & Lowdown. 1999)
10. LA ÚLTIMA NOCHE DE BORIS GRUSHENKO (Love & Death. 1975)


Le tengo especial aprecio al interludio dramático que jalona la fimografía de Allen y que en la lista aparece representado con "Otra Mujer", pero tanto "Interiores" (1978) como "Septiembre" (1987) son estupendas. La comedia gruesa que tanto trabajó tanto en sus inicios, como en los últimos largos, tienen referencia en "La Última Noche de Boris Grushenko", comedia surrealista, fatalista y divertidísima heredera de las menos logradas "Bananas" (1971) o "El Dormilón" (1973) y referente de "Granujas de Medio Pelo" (2000). Las mujeres que protagonizan sus películas también son un elemento importantísimo. Por ejemplo, de su etapa con Diane Keaton repesco esa especie de terapia fílmica que supuso "Misterioso Asesinato en Manhattan" (1993) y que volvía a unir a Keaton & Allen después de muchos años y sobre todo, después de escándalo con su última esposa, Mia Farrow. Precisamente, sacudida por ese escándalo se presentó en 1992, "Maridos y Mujeres" la mejor película de Allen en estas últimas dos décadas. Un trabajo absolutamente distinto, en ejecución, planificación y entonación a lo que habíamos visto en su filmografía y que no tuvo continuidad, muy probablemente, por los desajustes personales de su turbulenta vida. Finalmente, repesco en esta lista la música, siempre presente, desde los acordes de "Sweet & Lowdonw" a las sintonías publicitarias que estructuran la memoria de "Días de Radio".

09 November, 2005

Jarmush Resucitado


Jim Jarmush murió entre 1991 y 1995, fechas en las que estrenó "Night On Earth" y "Dead Man" respectivamente y resucitó en el pasado Festival de Cannes cuando ganó el Gran Premio del Jurado con su última y magnífica película, "Flores Rotas". En los 9 años que van desde el fracaso de "Dead Man" a su enésima consagración como gurú del cine indie, Jarmush ha estado sumido en un cierto ostracismo, del que han salido un par de películas mediocres, "Ghost dog" y "Coffe & Cigarettes" y un documental sobre la gira de Neil Young, "The Year of the horse". Como reacción a esos años de olvido, Jarmush ha vuelto con una película luminosa, aunque no optiminista. Una película de madurez sobre la inmadurez. Bañada en una sofisticada intrascendencia, Jarmush narra el viaje de un hombre maduro hacia los venti o treinta y tantos que una vez tuvo y de los que alguna vez se olvidó (y con ellos de un hijo de 20 años que nunca supo tener). Lo que en principio podría ser el viaje de iniciación de un hombre incapaz de asentar la cabeza, se convierte poco a poco en algo mas profundo, que trasciende del propio viaje y que se aposenta en el poderoso plano que cierra la película y que nos muestra a un personaje perdido que comienza a comprender sus verdaderas necesidades. Hasta ese momento, Jarmush nos ha llevado de viaje por cuatro trocitos de esa América que no sale en las teleseries de la Fox, mostrándonos cuatro futuros posibles para Bill Murray, protagonista absoluto de esta comedia que no lo es tanto. En cada uno de esas hipótesis que por una u otra parte se hicieron añicos, el personaje de Murray tiene la posibilidad de apuntalar su presente y evitar los socavones. Murray, que todavía padece el desfase horario japonés interpreta a la perfección a ese Don Juan en las últimas, obligado a bucear entre las flores de su pasado para encontrarse en el presente. Pablo A. Quiroga me decía esta tarde que en realidad Murray no ha cambiado de careta desde "Los Cazafantasmas 2" y pensándolo bien, tiene toda la razón. El mérito no es de Sofía Coppola.

08 November, 2005

Los cuentos que contaremos



Ahora que la Disney ha cerrado su división de animación tradicional, ya comenzamos a echarla de menos. Lo leía en algún sitio a propósito de las excelencias técnicas de las nuevas películas en 3D. Este mismo fin de semana, Disney estrenaba en Estados Unidos "Chicken Little", su primera película de animación realizada íntegramente por ordenador, una vez formalizado el divorcio con Pixar, madre de sus últimos cinco éxitos de taquilla. Hace unas semanas se estrenaban en nuestro país dos muestras de animación alternativa, apadrinadas por dos grandes estudios. Warner Bros, confiaba en Tim Burton para que codirigiera "La Novia Cadáver" y Dreamworks volvían a hacerlo en Nick Park, tras el éxito de las gallinas de plastilina de "Chicken Run" con la puesta de largo de Wallace & Groomit. Los trabajos de Burton y Park son dos ejemplos perfectos de los imprevisibles derroteros de la animación.

El film de Nick Park, "Wallace & Groomit: La Maldición de las Verduras" es una propuesta dirigida a un público mas infantil, aunque la ocurrencia de sus protagonistas emocionarán de igual modo a los adultos que se atrevan a acompañar a sus hijos. Si bien la película aqueja cierta anemia argumental, Park defiende el largo formato con las ocurrencias de un conejo mutante adicto a los buenos quesos.
A Tim Burton se le achacó hace unos meses, con motivo del estreno de la estupenda "Charlie y la Fábrica de Chocolate" su incapacidad para volver a sorprendernos. Algo de eso hay también en "La Novia Cadáver", su nueva pieza de animación después de si emocionarnos en sus cortos "Vincent" y "Frankewinnie" y sobre todo, imaginando el mundo de "Pesadilla Antes de Navidad" de Henry Selick. Tiene "La Novia Cadáver" dos escenarios narrativos: el del mundo de los vivos, gris, opaco, estirado y sometido a la burocracia social y el mundo de los muertos, colorista, ruidoso, divertido y cargado de buena música. Burton vuelve a deslumbrar con su aparataje logístico. Aunque sus mundos nos son ya familiares (como lo son las notas de Danny Elffman), los volvemos a recorrer con idéntica emoción.
Las dos películas, como cualquier otro título, salen al mercado con su video-juego correspondiente, y su merchandasing oficial. Aunque Miyazaki continua con la tradición en animación, estoy seguro de que vamos a echar de menos los trazos de Disney en los cuentos que contaremos a nuestros nietos.

07 November, 2005

A Halloween Pasado

Ahora les ha dado por las pelis de boxeadores, me decía Ana ayer noche antes de que nos quedaramos sin entradas para ver la nueva película de Woody Allen. Se refería Ana al estreno simultáneao de dos películas españolas con la lona de fondo: "A Golpes" de Juan Vicente Córdoba y "Segundo Asalto", premio en la 50 Seminci al nuevo realizador Daniel Cebrián, unos meses después de que "Cinderella Man: El Hombre que no se dejaba tumbar" pasara sin pena ni gloria por la cartelera internacional. Las distribuidoras nacionales en un nuevo alarde de miopía enfrentan sus obras conscientes de lo amortizado, como hace unas semanas hicieron con el género del terror. De repente, en cartelera coincidieron "Ausentes" de Dani Calparsoro, la mas perjudicada por la taquilla, "Frágiles" de Jaume Balagueró, la apuesta mas ambiciosa de Filmax para este año, "Somne" de Isidro Ortiz, "El Aura" de Fabian Bielinsky o "El Habitante Incierto", quizás el título mas interesante, dirigido por Guillem Morales. A Halloween pasado, dejo constantar cuatro impresiones sueltas sobre:



Frágiles, de Jaume Balagueró. Ni su planteamiento ni su ejecución son originales. Es un pero importante, aunque si repasamos los últimos éxitos del género de terror podemos comprobar que no lo es tanto. Es mas, el cine de género sobrevive a base de reamakes y refritos de casos reales. Jaume Balagueró repite el esquema de producción que utilizó Alejandro Amenábar en "Los Otros" con protagonista internacional y caserón en mitad de la nada. Balagueró dosifica bien su intriga aunque de forma superficial y extrae todo el partido a ese hospital a punto de cerrar. La fastidia cuando muestra sus monstruos, pero funciona cuando maneja los efectos de sonido. A mí me gustó la actuación de Calista Flockhart, aunque Ana me recuerda lo superlativa que se cree.


Boogeyman: La Puerta del Miedo, de Stephen T. Kay.Está producida por GhostHouse, la productora de Sam Raimi. En "Pesadilla Antes de Navidad, de Tim Burton", Oggie Boggie estaba hecho con trozos de saco y su interior estaba lleno de gusanos. Era, claro está, el Hombre del Saco. Ese suspiro que escuchas debajo de tu cama, esa puerta que chirría. Kay y Raimi han recopilado tópicos y miedos de la infancia, los han digitalizado y han construido una peliculita de 80 minutos, con un esqueleto algo endeble, pero de gran fuerza visual. Así, aunque a penas si vemos a ese Hombre del Saco que sale del armario y te hace desaparecer, mantenemos intacto el sobresalto, aunque este provenga más de su banda sonora que de su narración.


El Habitante Incierto, de Guillem Morales. Tiene el punto de partida mas original, aunque nos remite a los relatos de Edgar Allan Poe y algo de Borges. Tiene también el título mas desafortunado, lo cual podría explicar su escasísima repercusión en la taquilla. A diferencia de las otras dos películas comentadas, El Habitante Incierto es rácano en golpes de efecto y tampoco abusa del Dolby Surround. ¿Qué queda entonces?. Pues una historia de suspense bien contada, en la que hay que adentrarse sin condiciones, porque una vez que cruzas el umbral entras en el juego de la película. Bien interpretada, bien rodada, tiene no obstante un ritmo poco trepidante, carece del susto y puede que en su segunda y estirada mitad, alguien se aburra soberanamente.