25 July, 2005

Rémoras (creo)

Va a ser el calor. Desde que volví de vacaciones ando como a tropezones. Fuera de lugar. La cabina de proyección se ha convertido en un improvisado infierno de celuloide (o lo que sea). Proyecto nueve películas al día para no más de ciento trece personas (los espectadores de hoy domingo). El verano es como un enorme cajón desastre en el que los distribuidores cuelan sus saldos, oportunidades y telefilms. Películas por lo general, de corte familiar, con animales parlanchines, adolescentes algo descerebrados y super héroes de rebajas. Al estreno asalta taquillas de cada fin de semana (Madagascar, La Guerra de los Mundos, Los 4 Fantásticos esta semana) hay que sumar entonces una serie de estrenos de segunda, que como esos peces que acompañan a las ballenas (rémoras, creo), se alimentan del empuje, los desperdicios y las migajas que dejan los grandes mamíferos. Otra vez Steve Zissou. A la sombra del último estreno de Steven Spielberg, se cobijan también subproductos de acción con Wesley Snipes, patinadoras que sueñan triunfar, autos locos y casas encantadas dispuestos a recoger las decenas de espectadores que se quedaron fueran de la fila uno. Fausto lo comentaba el jueves pasado cuando vino a la taquilla a dar el descanso a Gyrma. Fausto, que trabaja en la taquilla pero de otros multicines, en un gran centro comercial de la ciudad, me decía que el día antes, el día de espectador, había sido el primer gran día del verano. Se habían vendido entradas para todo. Incluso para "Los Dalton Contra Lucky Luke" o las películas españolas que pupulan agonizantes por la cartelera. "El Calentito" llenó hasta la fila tres, me dijo. Rémoras. Va a ser el calor; el que me ha mantenido también alejado de este blog, al que prometo acudir con mas frecuencia.

19 July, 2005

Nadie se quiere sumergir con Steve Zissou

Vamos a continuar por donde lo dejé hace una semana. Desde que compartimos cartelera con la terraza de verano, el trabajo se ha multiplicado. Todo mi cuerpo lo nota y hace que me vaya a la cama mas temprano. Excusas para justificar mis siete días de ausencia. Resumiendo. Lo mejor que he visto en estos días ha sido "Desmontando a Harry" de Woody Allen. La compré en Murcia cuando estaba de vacaciones visitando a Juanan y Mónica. Me costó un euro. En VHS. Mas barato sale echar un vistazo al último cortometraje de Pablo A. Quiroga, "Jugando con Molinos", que ya se puede ver en su página web. A estas alturas, no se cuántos días después de ver "La Guerra de los Mundos", no conozco a nadie al que le haya gustado o entretenido la película. Natalia, que trabaja vendiendo palomitas en el cine, dijo que el final era lo peor. Algo parecido a lo que me aseguró el desratizador que vino hace una semana mas o menos cuando me habló de la película. El final lo echa todo a perder. Otra vez. Mientras tanto, ajeno al devenir de los superhéroes que se hacen con las pantallas este verano, Steve Zissou continúa travesía en la sala 3 (aunque hoy no se haya atrevido nadie a sumergirse con él).

12 July, 2005

Pasen y vean

Viendo los trailers que pasan en una sala de la cadena Yelmo donde me dispongo a ver "La Guerra de los Mundos" me doy cuenta al fin del objetivo final de una película: hacerte comprar una televisión más grande. En uno de esos trailers se nos presentan las excelencias de la nueva pantalla plana de 48 pulgadas de LG en la que podremos disfrutar como nunca antes de la película que vamos a ver dentro de unos minutos en el cine. En un primer momento, algo trastornado, le comento a Juanjo que todo esto es algo onanista; anunciar el DVD de la película antes de verla siquiera. Luego mas calmado, pienso que es una jugada sucia por parte del departamento de marketing, que desvirtúa por completo la obra cinematográfica y la convierte en parte de una promoción del Burguer King. Juanjo, que es publicista, no está de acuerdo conmigo, claro. Cuando la llegada de la televisión anunció la muerte del cine, éste se apresuró a buscar nuevos artilugios con los que deslumbrar al espectador y hacerle salir de su cómodo salón familiar. Trucos, inventos imposibles, oloramas de un día que conviertieron al cine en una especie de atracción circense a modo de gran superproducción. El cine volvía a las barracas donde comenzó a exhibirse como número de feria, aunque estás estuvieran exquisitamente acondicionadas. Todavía hoy no ha salido de esa barraca. Las películas tienen cada vez una exhibición mas corta y aún mas corto es el tiempo que tardan en aparecer en los diferentes formatos caseros. La exhibición cinematográfica se ha convertido en la parte más pequeña del pastel de beneficios de una película, quizá por eso Spielberg anuncia el DVD de su película cuando ésta se acaba de estrenar en cine. En la edición en DVD verá lo nunca visto. Escenas eleminadas. Tomas Falsas. Construya su propia invasión alienógena. Los mas pequeños se divertirán diseñando sus propios marcianos mientras que los mayores de la casa podrán disfrutar de los audiocomentarios de los autores de le película.

11 July, 2005

Los Once Años y Medio de Steve Zissou

Las últimas personas que han salido de la sala para quejarse no ha sido por culpa del ruido, del desenfoque de la película o para preguntar donde está el baño; todos vienen a quejarse por el aire acondicionado. Enrique, el portero, dice que la gente está acurrucada en sus asientos, cogidos del brazo de su acompañante. Enrique exagera, supongo. El caso es que siempre me suelo olvidar de apagar el aire de las salas y al final del día, en la última sesión, la sala se asemeja mas a un frigorífico que a una sala de cine convencional. Los espectadores de "Soñando, Soñando... Triunfé Patinando" quizá piensen que el frío polar de la sala forma parte de la película, pero... Después de una semana terrible (en lo que a recaudación se refiere), este fin de semana hemos remontado un poco el vuelo. "11:14: Destino Fatal" ha sido la película mas taquillera. Un thriller macabro con una serie de cadáveres revoltosos fatalmente hilvanados por un guión ingenioso de estructura circular en el que todo termina por encajar con excesiva precisión. Dirige el batiburrillo el debutante Greg Marcks y Hillary Swank le paga la película a cambio de una actuación tan breve como intrascendente. Yo sin embargo, desde mi posición de proyeccionista, trato de convencer a todo el que me quiera escuchar de que entren a ver "Life Aquatic", ya en sus últimos días de exhibición. Hoy he convencido a Antonio. Le he puesto en antecedentes y en cierto modo, le he prevenido contra la cara de Bill Murray (es francamente difícil aguantar una película en la que el protagonista mantiene siempre esa cara de indiferencia y superioridad). Hacia el final, he entrado en la sala y lo he descubierto medio tirado en la butaca (supongo que algo aburrido). Me ha comentado algo sobre los piratas. Luego me ha dicho que se quiere hacer un tatuaje con el logo de "La Naranja Mecanica" a la altura del hombro izquierdo. He tratado de disuadirlo en vano. Si al menos fuera un tatuaje con "Z" de Zissou, no pondria objecion alguna. Me he vuelto a emocionar con los once años y medio de Stevie y he vuelto a sentirme un poco mas feliz y un poco mas seguro al volver a ver al enorme tiburon jaguar. Pasen y vean. Suban a la nave de Zissou. Ya habra tiempo para poner el reloj en hora, medirse los centimetros de mas o patinar.
Durante el fin de semana la pelicula mas taquillera ha sido "11:14: Destino Fatal" de Greg Marcks. Ayer dia 9 de julio, entraron 60 personas. Hoy han sido 65.

10 July, 2005

Se rueda "Jugando Con Molinos"

Cuando conocí a Pablo Q. lo tomé por un tipo bastante raro. Mis sospechas se confirmaron cuando nos hicimos amigos y comencé a entrar en su extraño mundo de música pop, gaitas, centrales eléctricas y camisetas. Una de sus excentricidades: El Quijote. Se lo regalaron unas Navidades y sinceramente, me pareció el peor regalo de Reyes de la historia, pero él hizo el esfuerzo y empezó a leerlo. Hoy, unos años después, Pablo Q. rueda "Jugando con Molinos", su peculiar homenaje a la obra de Cervantes. Desde que cayó una cámara de vídeo en su mano, el mundo es menos seguro (pero seguramente, mas entretenido). Suerte Pablo!.

Atrévete a verlo en www.skancia.com

08 July, 2005

La Extinción según Wes Andersson


Al final tuvimos que retirar el afiche de la cartelera de próximas porque definitivamente, el sol se estaba comiendo todos los colores. Pasa muy a menudo; películas que por un motivo u otro nunca llegan. Porque salen con un número muy pequeño de copias, porque el fin de semana en el que se estrenó también lo hizo la última de Sandra Bullock y copó todas las salas, por errores de programación, olvidos, diluvios, sordera. Las películas terminan su circuito pronto y de mala manera y son devueltas al laboratorio donde las revisan, desmontan, limpian y son almacenadas por un tiempo limitado. Algo así debió ocurrir con "Life Aquatic" la fascinante nueva película de Wes Andersson. Justo cuando habíamos retirado el afiche de "Próximamente" donde ha esperado casi tres meses, nos llegó. Desde su reestreno, hace un par de semanas, ha hecho una taquilla mas bien discreta. La gente que se ha decidido a verla suele entrar sin tener ni idea de lo que va a ver. Sucede con mil películas mas, pero ninguna es como "Life Aquatic". Las reacciones son de lo mas variado. Ayer, 6 de julio, motivados por una calificación que la hace apta para todos los públicos y un póster que evoca los dibujos de un cómic retro, una familia al completo entraba a ver la película en la sala 3. A los cuarenta y cinco minutos se salían de la proyección con indifirencia. La gente no se sale, por ejemplo, de "Miss Agente Especial 2" a pesar de ser una de las peores películas de los últimos quince años. La gente en general no se sale de ningún sitio, siempre que haya pagado una entrada por estar ahí. Con "Life Aquatic" en cambio se produce un fascinante fenómeno. La película obliga de algún modo a ser partícipe de la aventura. Si no lo consigues, si te sientes perezoso, si no te gusta el color azul, tienes que abandonar el barco. Wes Andersson ha construido un maravilloso artefacto sentimental sobre las relaciones entre las especies, el instinto, la extinción y los once años y medio de un precioso color azulado y de profundidad oceánica. Si no eres capaz de respirar bajo agua, si no consigues o no te atreves a quitarte la escafandra, si no crees en los tiburones jaguar (o si ellos no se acuerdan de tí), mejor que te metas en la sala de al lado. Seguro que Sandra Bullock consigue hacerte reir.
Ayer día 6, entraron 28 personas y la película mas taquillera del día fue "Life Aquatic", de la sala 3. Hoy, día 7 de julio ha entrado 21 personas. "La Maldición" ha vuelto a ser la película mas taquillera, en u su último día de exhibición.

Trece / Interpretación

Estas son las categorías de interpretación. Vamos allá:

MEJOR ACTOR
SORAN EBRAHIN por Las Tortugas Pueden Volar
JOHN DIEHL por Tierra de Abundancia
LOUIS GARREL por Ma Mèrè
JOSEPH GORDON-LEVITT por Mysterious Skin
CHOI MINK-SIK por Oldboy

MEJOR ACTRIZ
MIRELLA PASCULA por Whisky
KIM BASINGER por Una Mujer Difícil (The Door In The Floor)
HILLARY SWANK por Million Dollar Baby
IMELDA STAUNTON por El Secreto de Vera Drake
MAGGIE CHEUNG por Clean

MEJOR ACTRIZ SECUNDARIA
NATALIE PORTMAN por Closer
VIRGINIA MADSEN por Entre Copas (Sideways)
SUSO PECORADO por Roma, de Adolfo Aristarain
LAURA LINNEY por Kinsey
ELIZABETH SHUE por Mysterious Skin

MEJOR ACTOR SECUNDARIO
RODRIGO DE LA SERNA por Diarios de Motocicleta
CLIVE OWEN por Closer
PETER SARSGAARD por Kinsey
MORGAN FREEMAN por Million Dollar Baby
ANDRÉS PAZOS por Whisky

Eres lo suficientemente freak?

Ni en la peor película de Bruce Willis

Como en una mala secuela, hoy me levantaba de la cama con la sensación de haber vivido ya ese momento. Los atentados en el metro de Londres evidentemente remitian a los de Madrid y Nueva York. Con los ojos medio cerrados, de nuevo las mismas imágenes, pero esta vez con autobuses rojos. Como en toda secuela que se precie ha habido invitados de excepción. Encerrados en un castillo de Escocia, los dirigentes de los siete paises mas ricos del mundo, debatían sobre la pobreza y el medio ambiente protegidos por un auténtico ejército. Un ejército para protegerlos de un puñado de peludos, hippies, anarquistas y militantes anti globalización. Mientras tanto, indefensos, cientos de personas cogían un metro camino a ninguna parte. Ningún ejército ha protegido a ninguna de las mas de treinta personas que han muerto. Ni en la peor película de Bruce Willis.

06 July, 2005

Trece/ Directores

Poco a poco. Estos son los cinco directores que han realizado sus mejores trabajos en el 2004.

GREGG ARAKKI, Mysterious Skin
BAHMAN GHOBADI, Las Tortugas Pueden Volar
WONG KAR-WAI, 2046
KIM KI-DUK, Hierro 3
TSAI MING-LIANG, Goodbye Dragon Inn.

Pronto, en Are U Freak Enough, el resto de nominados.

Y además cantan


En total, hoy han entrado 26 personas, dos menos que ayer. La película mas taquillera ha sido "La Maldición" de Wes Craven. Hoy también ha hecho un calor terrible, quizás por eso la gente ha decidido meterse en el cine a ver cualquier cosa, incluso "20 Centímetros" el musical transexual de Ramón Salazar. Como entre las cinco y media y las siete y diez no tenía nada que hacer, también yo me metí a ver "20 Centímetros". En la película, Mónica Cervera es la absoluta protagonista: un transexual narcoléptico empeñado en deshacerse de los 20 centímetros que le sobran de su entrepierna. Me imagino el momento en el que Salazar resume la sinopsis de la película en un despacho Ikea ante la perpleja mirada del productor ejecutivo de la Warner. "Ah!... y además, cantan y bailan", apostilló Salazar. Pues eso. En la película Marieta, la protagonista, se sumerge en un mundo de fantasía y ensueño cada vez que tiene un ataque de narcolepsia. "Joer con la narcolepsia, que me quedo frita en cualquier esquina", se lamenta Marieta. En ese mundo, Marieta canta y baila canciones de Marisol, Queen, Madonna, Rita Pavone y Alaska pero queda a años luz de la belleza y luminosidad de la mirada de Selma en "Bailar en la oscuridad" por ejemplo. "20 centímetros" transita por la género almodovariano pero con mucho menos ingenio, sobrada de metraje y apestada por cierta trascendencia. Aún así, es loable es esfuerzo de producción de una cinematografía como la española, en cuidados intensivos, y que todavía se permite el lujo de crear productos tan a contracorriente como éste. En todo el día solo cuatro personas entran a ver "20 centímetros". En la última sesión, una pareja a la salida comenta lo bueno que es el maquillaje y le vaticinan un Goya. "Esos tienen pinta de saber tanto de cine como tú" me dice Enrique, el portero. Le aseguro que está equivocado; no ganará el Goya. La fotografía está tomada desde cabina. Es la sala 5.

05 July, 2005

Trece

Trece años eligiendo las mejores películas. Haciendo balance de aquellos momentos que se quedaron grabados en algún rincón de la memoria por uno u otro motivo. Este año, las cinco películas que me han dejado algo han sido:

ANTES DEL ATARDECER, de Richard Linklater
EL CIELO GIRA, de Mercedes Álvarez
HIERRO 3, de Kim Ki-Duk
MYSTERIOUS SKIN, de Gregg Araki
WHISKY, de Pablo Rebella y Pablo Stool.

El resto de títulos, directores, actores y demás nominados pronto, por la web de Título Original.

Bergman Para Contrarestar a Batman

El experimento de colocar fotografías ha salido bien. Me gusta. Por cierto, la fotografía del blog "24 de Julio" está tomada desde la cabina de proyección y es la sala 3. Desde el sábado proyectamos "Life Aquatic". La fotografía la tomé ayer mismo. Hoy, como comentaba un post mas abajo, he librado. De entre todos los millones de cosas que se pueden hacer en un día libre (bucear, ir a las rebajas, escuchar a Antony And The Johnsons hasta odiarlo, visitar al podólogo, escribir cartas a Berta) yo he ido al cine. Vamos a echarle la culpa al verano, aunque en realidad la culpa es de Antonio Gasset y de mi sobrino de ocho años. El primero por darle un 9 a "Batman Begins" y el segundo por utilizar trucos infalibles para su edad. La verdad es que a pesar de Katie Holmes nunca me apeteció volver a ver una película de Batman. Se me ocurrieron mil razones para no hacerlo pero no se porqué siempre se nubla el día que libro. Cristopher Nolan heredó del terrible Joel Schumacher un Batman en leotardos, algo amanerado y decididamente decadente. Su labor principal consistía entonces en hacer olvidar que antes existió Val Kilmer. Nolan, habituado a jugar con los tiempos verbales conjuga con precisión momentos de la infancia de Bruce Wayne con instantes de una adolescencia atormentada, el posterior entretanamiento y su presente contínuo como super héroe. Lo hace como si no fuera una película de acción, es decir, con diálogos bien construidos, apoyándose en actores de carisma como Gary Oldman, Michael Caine o Tom Wilkinson por citar a los mejores. Nolan se ha alejado ha conciencia de los modelos que propusieron Tim Burton o Joel Schumacher para construir un drama épico de tintes hiper realistas, a pesar de la fanfarria y la puesta en escena. Sí, ya se que estoy hablando de una película protagonizada por un tipo enmascarado con orejas de goma y ojos pintados pero es que durante los ciento cuarenta largos minutos que dura la película, no me he aburrido ni un solo instante (peor, mi sobrino de ocho años a penas ha parpadeado) y lo que es mas extraño, no me sentido estúpido por ello. Algo es algo. Mañana prometo hacer los deberes y ver algo de Bergman, para contrarestar (o quizá no tanto).

24 de Julio


Enrique me hace una llamada a las diez y veinticinco. Estoy cepillándome los dientes. Bajo las escaleras de modo automático, monto en el coche enfundado en las gafas de sol que alguién olvidó en la barra del bar del cine y Enrique comienza a comentarme algo sobre una película de Joecl Schumacher y acto seguido afirma rotundo que Oliver Platt es un impecable secundario. Le doy la razón mientras carraspeo y le recuerdo que siempre ha sido el inmejorable amigo del protagonista. Él menciona a "Tiempo de matar", también de Schumacher (se ve que a Enrique le pone) y yo a esas horas de la mañana, sólo le puedo mencionar el bodrio de Adrian Lyne, "Una proposición indencente". Todo esto, toda esta historia a bordo de un Fiat Uno a punto de descomponerse en piezas, fue camino de la ciudad, dondo cada principio de mes, Enrique y yo nos acercamos a cobrar nuestro sueldo como trabajadores de los Minicines. Hoy además es mi día libre pero todo se pone en mi contra; tardamos unos cuarenta y cinco minutos en aparcar (para después descubrir una multa por estacionamiento en zona reservada), cuando llegamos a la oficina Willy nos dice que Fabián ha salido y lo esperamos durante otros cuarenta minutos (que invertimos en tomar un zumo de naranja y un café con leche Enrique. Enrique afirma que el zumo de naranja que tomo no es natural, a pesar de su aspecto. Se basa en su experiencia como camarero de un hotel de lujo y después de sus axplicaciones termino creyéndomelo y notando cierto sabor agrio que lo delata). Una hora y media después salimos de la ciudad, algo quemados pero con un suculento cheque en la cartera. Puede que sea nuestro penúltimo cheque. Nuestro contrato acaba el próximo 24 de julio y aunque nuestra conducta haya sido en todo momento absolutamente profesional, no sabemos que ocurrirá ese día. Sondeamos a Fabián que no sabe nada. A Enrique, que cuenta los días de los dos años y medio que le quedan para solicitar la jubilación anticipada por una extraña enfermedad degenerativa que tiene, le puede la incertidumbre y lleva semanas pensando en el 24 de julio. Yo, miro un poco mas allá.

03 July, 2005

Dentro de 6 Meses/ Operación Salida

Carpetazo a las vacaciones. A pesar de los esfuerzos (y eso va por tí, Juanan), al final pillé un autobús de vuelta el pasado miercoles. Las sensaciones son contradictorias. Ya en la cabina de proyección me he encontrado con unos espacios conocidos a los que sin embargo, regreso como un extraño. El extrañamiento ha durado a penas un instante. Enseguida, y como si lo hubiera estado haciendo durante diez mil años, he comenzado a encender las luces, los equipos de sonido y las películas han comenzado. Me ha costado acostumbrarme a los horarios y al modo de montar los trailers de Miguel pero media hora después era como si nada hubiese ocurrido. Antonio se pasaba a última hora del viernes para preguntarme por las vacaciones y me recordaba que dentro de nada tendré otros quince días. Sólo tienen que pasar seis meses. Mientras tanto, todos los telediarios abren sus ediciones con el inicio de la operación salida.